01/03/2016 4:42

¿Cómo se sirve el txakoli?

Cuando pedimos un txakoli, a veces nos lo sirven en un vaso y otras veces nos lo ponen en copa. Algunas veces se escancia, otras veces no. Si tenemos en casa una botella de este vino, siempre nos entra la duda de cómo servirlo para que sepa tan rico como cuando lo tomamos en la calle o en un restaurante.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la denominación de origen del txakoli. Normalmente, los txakolis con denominación de origen de Getaria presentan una ligera carbonización, por lo que es recomendable servirlos escanciados, a una altura de unos 20 centímetros. De esta manera, el txakoli rompe en la copa y así desprende el carbónico ofreciendo así a nuestro paladar todo el aroma y el sabor del txakoli. El txakoli con denominación de origen Getaria es el único txakoli que presenta la auténtica “txinparta”, la burbuja que surge al romperlo contra la copa.

Los txakolis con denominación de origen de Bizkaia y con denominación de origen de Araba no necesitan ser escanciados, ya que son txakolis que no presentan carbónico y el efecto del escanciado no aporta nada a estas dos denominaciones.

El txakoli es un vino fresquito, afrutado, vivo y ligeramente ácido, que se bebe con suavidad. Al ser el txakoli un vino ácido, se debe servir a una temperatura de entre 7 y 10 grados para paliar una acidez excesiva. Por eso mismo, es ideal para acompañar pescados y mariscos, principalmente.

En cuanto al recipiente, sin duda debe servirse en copa. El txakoli es un gran vino y hay que tratarlo como tal, saboreándolo en copa. En un vaso no se aprecian las sensaciones que nos trasmite el txakoli, como el aroma, el color o el sabor. Servirlo en una copa de tamaño medio, transparente y fina. Además, hay que agarrarla siempre del pie, ya que si no, calentaríamos el vino y no apreciaríamos su sabor con la plenitud deseada.

En las visitas que ofrecemos en nuestra bodega servimos el txakoli Olatu en copa, a una temperatura de 7-10 grados, y siempre lo maridamos con pescado: atún, anchoas, ostras… Así podemos degustar en toda su plenitud de este vino.

StumbleUponEmail